2 productos

Eijffinger

En 1875, Anna Eijffinger y su marido Theo abrieron una tienda de papeles pintados al otro lado de la calle del Palacio Real Noordeinde en La Haya. Fue un momento de creciente interés por la decoración de interiores. Anna poseía un fuerte instinto empresarial y trabajaba detrás de escena dirigiendo la empresa. En ese momento, era extremadamente inusual encontrar a una mujer conduciendo un negocio. Este signo de la liberación de la mujer formó la base de la visión excéntrica e innovadora que caracterizó a la marca Eijffinger desde sus inicios.

Subscríbete a nuestra newsletter

Subscríbete a nuestra newsletter para recibir promociones exclusivas. Nada de spam. Enviamos poco y bueno.
Papeles Pintados y Telas